Barberia Tipicas en la ciudad de Barcelona

240

La palabra barber proviene de la palabra latina «barba», que significa barba.
Desde su tiempo hasta los tiempos modernos, las barberías siempre han sido uno de los principales lugares de reunión para hombres. Llegaron a su punto máximo en la cultura occidental entre las décadas de 1880 y 1940. Ahora, hoy en día vuelven con el nombre de SKULL BARBER SHOP.

Queremos ampliar este artículo para mencionar a la nueva plataforma Barber Shop y también el gran lista de mejor barber shop barcelona

Los hombres solían visitar a su barbero casi a diario para cortes de pelo, recortes de barba y bigote y afeitado bien recortado.
Sin embargo, había muchas más razones para que un hombre fuera a su barber shop de confianza. Era un lugar donde podían hojear los periódicos, charlar sobre noticias y política y tener un estilo perfecto. Estas peluquerías personificaban la masculinidad. Mostradores de mármol y madera llenos de pequeñas y coloridas botellas de vidrio llenas de aceites, lociones y bálsamos para barba, cabello y afeitado, sillas hechas de madera tallada a mano con tapas de cuero, olor a tabaco de pipa… Muchos rasgos característicos de esos sitios.

Este paraíso comenzó a desvanecerse con la llegada de las cuchillas de afeitar Gillette y su comercialización masiva. Fueron promovidos como una forma de afeitar más eficiente y a precios bastante más baratos. Dos guerras mundiales y una situación económica generalmente mala tampoco ayudaron. La mayoría de los hombres dejaron de lucir barbas y bigotes e ir a un barbero para afeitarse era probablemente un lujo para la mayoría, o al menos un gasto innecesario de dinero y tiempo que los hombres no tenían. Por lo tanto, los viajes a esa barber shop (barbería por aquel entonces) fueron disminuyendo poco a poco hasta que finalmente no quedaron barberias abiertas.

Cuando el cabello corto se puso de moda nuevamente en la década de 1980, fue una oportunidad para recuperar el comercio de barberos, pero eso no sucedió. Surgió algo nuevo: peluquerías unisex para mujeres, hombres y niños, un lugar donde todos podían cortarse el cabello rápidamente. No fue hasta más adelante cuando las barberías entraron fuerte y triunfando en Europa, con una estética moderna pero clásica y tradicional, dando guerra a las peluquerías que ya habían.